SLAM DAWG: CONSIGUE UN SONIDO DE INFARTO CON POCOS CONOCIMIENTOS TÉCNICOS

Con Slam Dawg dispones de 8 procesadores diferentes con los que podrás dar forma a un sonido profesional sin necesitar un conocimiento avanzado.

Vivimos en una época en la que tenemos tantísimas opciones y plugins disponibles para usar que acabamos exprimiendo al máximo los recursos de nuestros ordenadores. Es algo así como la maldición de nuestros días. Precisamente por eso, una de las cosas que más me gustan de Slam Dawg es que nos libera de sobrecargar los slots de inserciones de nuestros secuenciadores con decenas de plugins, ya que combina a la perfección 8 de los procesadores más importantes para conseguir un sonido de alta calidad. El otro aspecto que más me atrae es su facilidad de uso, especialmente si estás iniciándote en el mundo de la mezcla y el sonido.



¿QUÉ ES SLAM DAWG?

Es un procesador para Windows y Mac que supone la combinación de 8 procesadores: Filtro Paso Alto, Ecualizador, Generador de Armónicos graves, Unidad de Saturación, Excitador de frecuencias altas, Compresor, Limitador y Manipulador del Campo Estéreo. ¡Ahí es nada!

Con él podrás conseguir 2 beneficios principales:

  • reducir drásticamente el número de plugins que necesitas tener en tu secuenciador
  • dar forma a los sonidos rápidamente sin necesidad de entrar en la parte más técnica

Tras jugar con él 5 minutos consigue que te impliques y manipules el sonido; por eso es ideal si todavía no conoces los fundamentos de los diferentes campos de la mezcla y sientes reparo al adentrarte en los plugins de manipulación sonora.

Es fácil perder el miedo, empezar a toquetear olvidando el uso de presets y conseguir unos resultados de infarto de una forma simple.

Si dominas la parte técnica del sonido vas a alucinar porque sabrás en todo momento cómo modifica cada control tu sonido mientras tu flujo de trabajo se multiplica por diez. Tras varios meses me he acostumbrado a volar con él pero todavía recuerdo cómo me sorprendí al trabajar con él los primeros 30 minutos. Con esto vas a toda velocidad.



 

¿CÓMO SUENA?

Para responder a esta pregunta mira el video. Adiós

Dicho lo cual…suena impresionante. Si mi opinión te vale como juicio has de saber que lo estoy usando en prácticamente todas las pistas de Drums de mis producciones.

Con el Generador de Armónicos graves es muy fácil conseguir traer a primer plano el peso de los bombos y la unidad de Saturación añade una presencia gigantesca a cualquier sonido (tanto es así que la uso casi al mínimo) y es espectacular en cajas. Respecto al control Thump, no soy muy fan del resultado que genera en los bombos pero entiendo que puede tener cierta utilidad para engordar algunas cajas.

Por su parte el Excitador de altas frecuencias es cojonudo para esas instrumentales oscuras faltas de claridad. Piensa en esas bases en mp3 que te llegan al estudio…#fuckmyass.

El Compresor está perfectamente diseñado para potenciar el ataque de cualquier sonido (de nuevo suelo usarlo prácticamente al mínimo porque es muy potente) y el Limitador es perfecto para controlar el efecto del compresor y que no se nos vaya de madre.

Lamentablemente el control Stereo es muy flojo y es muy difícil conseguir pseudoestéreo (estéreo artificial) de calidad. Cuando necesito ampliar el Campo Estéreo de un sonido sigo yéndome a plugins específicos que lo consiguen con mucho mejor resultado. Sin embargo sí es muy útil para cerrar sonidos como bombos, cajas y bajos a los que les falta definición; en estos casos es clave poder ‘monoizar’ el sonido en la proporción que necesitas para conseguir ajustarlo mejor.

 

SUS CONTROLES: QUÉ SON Y QUÉ HACEN

En el Videotutorial puedes comprobar cómo suena cada control sobre los diferentes componentes de un ritmo y, para rematarlo, he creado una Guía para que tengas a mano una referencia de cada uno de los controles, qué hacen y cómo usarlos. También he añadido dos de los mejores Plugins gratuitos disponibles en el mercado para conseguir una sensación de amplitud mayor en tus sonidos mediante Pseudoestéreo.

 

VEREDICTO

Admito que tiene un grafismo muy llamativo con colores chillones que, de entrada, puede echar para atrás a productores acostumbrados a interfaces más sobrios. Personalmente me encanta su puntazo medio cómic 😎




Exceptuando el control Stereo el sonido es de impacto y su facilidad de uso lo hace simplemente ideal para trabajar y conseguir resultados rápidos. De la misma forma que un escultor necesita dar una primera forma a su escultura, veo Slam Dawg como un cincel con el que acercarme al sonido que tengo en mente en pocos minutos para, posteriormente, pasar a herramientas más quirúrgicas con las que trabajar el detalle si lo necesito.

Aunque es posible utilizarlo con éxito en voces, sintetizadores e instrumentos creo que brilla con luz propia en el trabajo con baterías. Es la herramienta perfecta para conseguir peso, definición, presencia, claridad o pegada en bombos, cajas y percusiones. Y todo sin salir del mismo plugin y sin ocupar slots de inserciones extra en el Secuenciador.

Es un plugin muy intuitivo para la complejidad de sus funciones y si a todo esto le sumamos un buen precio (muy a menudo aplican descuentos en su web) le otorgo una puntuación global de 9 sobre 10.

 

¿DÓNDE PUEDO COMPRARLO?

Puedes comprar Slam Dawg desde la web de Beatskillz con un precio de 149 dólares en formatos VST y AU a 32 y 64 bits (aunque suelen lanzar ofertas a 99€ que recibirás en tu correo si te suscribes a su newsletter). Tienes la opción de descargar una versión demo desde la misma página, aunque hay un silencio de 3 segundos cada medio minuto de uso que al cabo de un rato te volverá loco

Este articulo aparecio originalmente en http://www.produccionhiphop.com/review-slam-dawg-plugin-vst/