Sobre el grip o empuñadura o agarre en la bateria

Se denomina como grip a las diferentes formas de sujetar las baquetas en manos. Dado que el medio de contacto con el instrumento, en la mayoría del tiempo (o siempre) son las baquetas, debemos incorporarlas de modo tal que puedan ser desde la física, la movilidad, la fluidez y la distensión, una natural prolongación de los brazos. Ante todo, sin hacer un gran preámbulo, diremos que debemos estar sentados derechos sobre la banqueta, de modo que podamos mantenernos erguidos sin estar tensos, tratando de que los hombros mantengan su caída natural, logrando que el ángulo de movimiento óptimo de los brazos, permanezca inalterable.




  

 

Sobre el grip parejo:

Se denomina grip o empuñe parejo, a todas las variantes que implican una posición y movimiento simétrico a ambas manos, de modo que se puede reforzar y controlar de un modo más inmediato y por esta razón, la mano que no sea la más desarrollada, podrá reforzar su postura, desde lo que aplique la mano natural del ejecutante.
En cualquiera de las variantes, los hombros debe hacer por su propio peso, y el codo no debe pasar por detrás de la línea de la espalda, logrando así mantener alineado al hombro y al codo, lo cual hará que la baqueta al ubicarse sobre el parche, lo haga en una natural prolongación de tal línea, permitiendo que la baqueta sea una extensión del brazo.





El fulcro:

En la física, se denomina fulcro al punto de apoyo de la palanca.
La traducción a nuestro instrumento es algo más sencilla, aunque no tanto, dado que es el punto exacto donde la baqueta distribuye de modo equiparado y parejo su peso a través de su peso.
Una buena forma de distinguirlo y hallarlo, es sostener la baqueta de modo suave y sin presión en distintos puntos de su extensión, hasta poder ubicar el punto donde más y mejor rebota por sí misma, una vez lanzada levemente hacían arriba.
Esta referencia de naturalidad y continuidad, no debe perderse ni impedirse desde ninguna de las variantes.
Una vez, ubicado el fulcro, el dedo pulgar se ubica en su parte carnosa (yema), cual una impresión digital, y el dedo índice pasa por detrás del cuerpo de la baqueta hasta reposar sobre el dedo pulgar.
Los dedos mayor, anular y meñique ayudan a retirar la baqueta de la zona de ataque, luego de producido el impacto, como además, serán responsables en caso de ser aplicada la técnica de dedos, en caso de notas de subdivisión más pequeñas y de menor rango dinámico.
El fulcro debe permanecer abierto, dado que en ese espacio la baqueta podrá ganar recorrido, y eso se traducirá en mayor volumen.
Por esta razón, notaremos que el fulcro tiende a cerrarse en caso de golpes de menos rango dinámicos, pero mayor en cuanto a cantidad de figuras de subdivisión.




El German grip:

Nuestras muñecas deben situarse de forma completamente plana, esto es, con las palmas de las manos “mirando” hacia el suelo.
Al obligar a la parte superior de las manos a estar completamente hacia arriba, el ángulo de los codos se abre, a modo de lograr el balance natural.
Las manos tiene un ángulo nulo (0º), y las baquetas permanecen paralelas al parche.
Las baquetas se coloca entre la primera falange del índice y el dedo pulgar, los dedos restantes rodean la baqueta sin presionar y las palmas van en dirección hacia el piso. Este grip es el más versátil y eficiente para tocar percusión.
Este tipo de empuñe exigen un movimiento generado mayormente desde la muñeca, razón por la cual, es bueno para aprender a trabajar en esta zona critica, ya demás, permite considerar la importancia de la muñeca, cuando el movimiento del golpe se genera desde sistemas mayores, sean hombros o codos, que harán su canalización de energía cinética a través de esta zona motora.

El French Grip:

Las baquetas se colocan entre el dedo pulgar y el índice, los dedos pulgares van en dirección hacia el techo. Los dedos medio, anular y meñique no presionan la baqueta pero ayudan a dar equilibrio y a tener un mejor control de los rolls.
Este grip se lo utiliza para tocar timpani en la percusión clásica.
Al rotar las manos en relación al German grip, los antebrazos quedan paralelos entre sí, razón por la cual en ángulo del codo se cierra para poder abrir el ángulo de la manos, quedando ubicadas a 90º.
El movimiento no es tan libre desde la muñeca, razón por la cual se origina mayormente en el codo, manteniendo la muñeca inmóvil.
El American grip:
En la fusión de las dos variantes anteriores, surge el grip americano, que ubica los pulgares a un punto intermedio, quedando a unos 45 º, lo cual permite un trabajo mucho más relajado de la muñeca, del antebrazo y así, también facilita la participación de los dedos restantes.




Traditional grip:

La mano izquierda la baqueta reposa entre el espacio interdigital del dedo pulgar e índice.
La primera falange del dedo índice se coloca sobre la baqueta mientras que el dedo pulgar reposa sobre el índice, el dedo medio se extiende sobre la baqueta quedando casi en línea recta pero tiene que estar muy relajado. Los dedos anular y meñique se curvan bajo la baqueta siendo un lugar de apoyo y descanso para la misma.
El grip tradicional surge en las Bandas Militares, en las cuales el ejecutante del tambor, debía aplicar esta técnica, dado que el tambor se ubicaba al costado de su cuerpo, sostenido por un cinturón de sujeción, y para poder mantener el hombro y codo alineados, generaron esta técnica.
Hay UNA VARIANTE ESPECIFICA para el grip tradicional, la cual es utilizada por Steve Gadd, y la cual explica en su video clínica UO CLOSE, la cual denomina el grip BOBBY THOMPSON, en referencia a quien se la enseño.
Según la configuración de Thompson, el primer dedo apunta hacia adelante, recto , como señalando el Norte de una brújula, descansando a un lado del palillo , (cumpliendo hacia función de fulcro y de guía), mientras que el segundo dedo realiza tareas de fulcro y empieza a ejercer influencia, seguido por los dos últimos dedos .

 

Este articulo aparecio originalmente en https://www.bateristars.com/articles/sobre-el-grip-o-empunadura-o-agarre-en-la-bateria/593