Tips para elegir una boquilla de saxofón

La boquilla y su correcta selección hace la diferencia entre un mal o un buen sonido. Por eso es muy importante saber cómo seleccionar una boquilla para saxofón. La boquilla de un saxofón es un juego físico de parábolas que con la colaboración de la caña genera un vibración de mayor o menor velocidad al someterla a la presión del aire que suministramos al soplar dentro del instrumento.




Tomemos en cuenta que las boquillas entre los diversos tipos de saxofón no son compatibles, es decir, se fabrican para alto, tenor o soprano y la salida del aire de la boquilla suele ser estándar para poderla incorporar al tudel del respectivo instrumento (con ayuda del corcho), en algunos casos el corcho del tudel tiene que ajustarse con un material abrasivo, obviamente sin ejercer una presión muy severa ya que este podría romperse e involucrarnos en un problema grave, ya que el corcho se encarga de sellar el aire que entra al saxofón y es un corcho fino que no suele encontrarse en el mercado con facilidad por lo que hay que tener cuidado al calzar el corcho para nuestra boquilla.

Los corchos por lo general se encuentran ajustados para recibir boquillas de construcción de pasta (material negro y quebradizo) estas boquillas son muy gruesas y se acoplan con facilidad al corcho que viene ya calibrado de fábrica. En la mayoría de los casos las boquillas de metal vienen con una salida de aire más reducida lo que nos obligará a reducir el diámetro del corcho con una lija convencional o con ayuda de un experto.




Ahora, veamos las partes de una boquilla:

Curso de saxofón

Partes de una boquilla

Curso de saxofón

 

 

  • El “Table” ó “Tabla” es la zona plana de la boquilla donde reposa la caña.
  • Los “Side Rails” o “Carriles laterales” se encargan de absorber las ondulaciones de la caña.
  • El “Tip Rail” ó “Carril de punta” un minúsculo ángulo que evita que la boquilla se ahogue al oprimir la caña con los labios.
  • El “Chamber” ó “Cámara” se encarga de amplificar las vibraciones ocasionadas por el aire y transmitir las ondulaciones del aire a través del tubo (nuestro saxofón).
  • El “Facing curve” ó “curvatura de incidencia” es la apertura que hay entre la caña y la boquilla, ésta zona es la encargada de dar mayor o menor brillo al instrumento.
  • La “ligature” ó “Abrazadera” se encarga de sujeta y mantener firme y fija la caña a la boquilla para empezar a tocar.
  • Existen muchos géneros musicales donde el saxofón forma parte: Pop, Jazz, Bossanova, Funk, Rock, Smooth Jazz, Bolero, Salsa, Norteño entre otros. A su vez existen marcas de compañías que fabrican boquillas para diversos propósitos. Algunas marcas:

Berg Larsen, Beechler, OTTO, Dukoff, Selmer, Yanagisawa, Guardala, Rico, Vandoren, Claude Lakey, Jody Jazz,  etc.

Para seleccionar una boquilla es bastante complejo dar una metodología fija, primero es recomendable buscar intérpretes reconocidos en determinados géneros, ver qué boquillas utilizan, tratar de ver la anatomía facial del ejecutante, ver si asemeja a la nuestra y hacer un plan de experimentación pero con un filtro en mente, por ejemplo: escucho a Eric Mariethal (saxofonista de origen estadounidense, ejecutante de smooth jazz) en este punto ya escuché música de todo tipo hasta que seleccioné el smooth jazz, enseguida busque saxofonistas de éste género y llegue a la conclusión de que la calidad de sonido de Eric y forma de tocar me motiva a seguir influenciándome de él.




En la actualidad muchos músicos internacionales suelen explicar en internet qué boquillas usan para generar su sonido, podemos tomar de ejemplo esto para comenzar con la experimentación. Trataremos de conseguir un distribuidor de determinada marca y una vez con la pieza en nuestro poder, será un proceso de probar diversos números de caña, hasta ver cuál se adapta más a mis necesidades de presión de aire y fuerza de mandíbula, pueden tomar estos principio básicos para seguir filtrando y experimentando.

  1. Es un mito que las boquillas de metal brillan más que las de pasta. El material va en función de la durabilidad.
  2. El brillo va en función del Facing Curve, a mayor apertura mayor brillo, recuerden que a mayor apertura mayor será el esfuerzo si la caña es muy rígida (3 – 3 ½ ) por lo que esta relación les será muy útil: A menor Facing Curve… mayor rigidez de caña,  a  mayor Facing Curve menor rigidez de caña.

El proceso de la selección del tipo de boquilla suele ser algo tardado pero no te desilusiones, el mismo afecto al instrumento y ganas de salir adelante hará que se presten las condiciones para que logres tu objetivo de selección de boquilla.




Recuerda que la boquilla es un complemento de la caña, por lo que es indispensable que leas el artículo sobre Tipos de Caña; no olvides que si eliges mal alguno de esos dos elementos, tu saxofón nunca sonará bien. Una vez que ya tengas tu saxofón, tu boquilla y tu caña, podrás practicar los ejercicios de digitación, técnicas de respiración y mucho más con el CURSO DE SAXOFÓN de Pentagrama.




Este articulo aparecio originalmente en http://virtuosso.com/blog/2010/08/20/tipos-de-boquilla-como-elegir-una-boquilla-de-saxofon/