El Storytelling Como Nueva Estrategia De Marketing Musical

Storytelling en la Musica.

El storytelling en realidad no es nada nuevo. El hombre ha contado historias desde el principio de los tiempos. La necesidad de comunicar y transmitir conocimiento es una cualidad intrínseca del ser humano. El arte de contar historias siempre ha servido para conmover a las personas lo que, trasladándolo a nuestro campo, podríamos relacionar con la fidelización de fans.

Lo que sí ha ido cambiando es la forma de reproducir esas historias. Desde la transmisión oral, al dibujo y la escritura, ahora vivimos en un
mundo multimedia en el que las imágenes y los vídeos son los reyes. Todo el mundo cuenta historias, desde las más simples contestando al
qué has hecho hoy, hasta el discurso que estoy redactando ahora mismo. El mundo interconectado se alimenta de mensajes, que continuamente
están bombardeando al usuario, por lo cual es clave saber destacar y llegar al público.

La originalidad en el formato para llamar la atención del público

Este fenómeno de saturación hace que algunos relatos se pierdan en antes de llegar al destinatario. El formato, el cómo se relata esta historia,
es lo más importante para inspirar al espectador. La calidad del transmisor y la creación de una buena imagen e historia son el punto de partida.
Hay que buscar alternativas a lanzar un relato sin más. Internet permite herramientas como la interactividad, participación y el diálogo…
apunta hacia esa dirección.

Una historia permite que la gente se identifique con los contenidos, crea una actitud positiva alrededor de una marca. Debe contarse algo cotidiano,
situaciones que hagan que las personas se identifiquen, pero hacerlo de una manera diferente para que llame su atención. El explicar cómo haces
tu trabajo permite que los otros entiendan y se construya una sensación de teamwork. La suma de acciones cuenta una historia que es la imagen del artista.

Puntos clave para construir una historia: la estructura

Para comenzar a construir nuestro Storytelling podemos tener en cuenta algunos puntos clave. Escoge un tema, qué quieres transmitir, una imagen y
un tono para la comunicación. Después, define los puntos de anclaje del mensaje, cómo se encadenan esos sucesos que juntos conforman el relato.
Ten en cuenta la estructura convencional de un buen guión: comienzo, desarrollo, clímax y final; y desarrolla buenos personajes (héroe, antagonista,
escudero…) Recuerda que los detalles aumentan la autenticidad y credibilidad, y un recurso como el aplazamiento permite crear expectativas en el público.

Haz comprender el pasado y presente de tu imagen y lograrás que los fans crean que pueden predecir el futuro. La singularidad y la constancia favorecen
el recuerdo del artista.

Cuenta una historia alrededor de tu marca y consolida tu comunidad de fans

Un artista que conoce a su público es una persona que tiene mucho ganado en su estrategia de comunicación. Se trata de ofrecer a la audiencia algo más
que canciones. No siguen a un tipo normal y corriente que hace música, sino que se identifican con todo lo que hay detrás de ese personaje y su forma de
comunicar. Por tanto, la marca personal ha de ser coherente con todo lo que envuelve al artista. El nombre artístico, la forma de vestir y actuar, el discurso,
el espectáculo, las RRSS, los vídeos y por supuesto la música, tienen que conformar una identidad.

Hay que controlar las comunicaciones sin dejar de ser natural y dejar un margen para la espontaneidad. La cercanía puede lograrse a través de un lenguaje
en primera persona, anecdótico, simple y directo y despierta empatía en el público. Las historias deben ser humanas y accesibles.

Un Storytelling facilitan el recuerdo de la información y la difusión. Si consigues que tu imagen se propague a través del “boca a boca” es que estás haciendo
algo bien. El discurso que emociona o que produce extrañamiento es muy susceptible a este tipo de comunicación. Los valores sociales también son reclamo para
el público. El dinamismo se consigue con afinidad, experiencia e involucración. Un buen ejercicio de storytelling emociona y comunica por sí solo.

Este articulo aparecio originalmente en http://www.musicalizza.com/